Entrevista Dr. Paúl González: Cirugía de mama

Entrevista Dr. Paúl González: Cirugía de mama
Centro exclusivo con los mejores profesionales en medicina estética y cirugía plástica. Sus servicios son adaptados a los más alto entandares de calidad y utilizan el mejor producto del mercado.
Creación: 22 may 2018 · Actualización: 22 may 2018

Dominicano de nacimiento y formado en su especialidad en Madrid, el Dr. Paúl A. González Dalmasí lleva 10 años ejerciendo su actividad profesional en nuestro país. Los tres últimos, en Alicante, atendiendo a pacientes en el marco de su principal campo de trabajo: la cirugía de la mama y, dentro de ella, la mamoplastia de aumento.

¿Cuál es su enfoque en mamoplastias de aumento?

Como punto de partida, creo que es esencial que la mujer tenga una expectativa real de lo que se puede conseguir. Yo trabajo sobre la base que la paciente tiene, por tanto siempre aconsejo lo que haría para conseguir un pecho armónico y natural, acorde con su cuerpo. No obstante, si tiene otras preferencias, yo no soy quién para decirle que no puede ponerse un pecho más grande de lo que es proporcional a sus medidas. En este tipo de casos, explico que hay pros y contras que debemos considerar, motivo por el cual para grandes volúmenes quizás sean necesarios dos tiempos quirúrgicos. Es fundamental estudiar cada caso de forma muy personalizada.

¿Cuándo cree que la mujer debe plantearse un aumento de mama?

La mama es muy importante para la mujer. Mucho más que una simple protuberancia, representa más cosas. Forma parte de su feminidad. Es esa curva de su cuerpo que le hace sentir mujer y distinguirse del hombre. En los casos en que ella misma lo vea como un aspecto de su cuerpo que se puede mejorar, aunque no suponga un complejo importante, sería interesante plantearse la intervención quirúrgica.

Muchas pacientes a las que opero me dicen que llevaban años pensando en hacerse un aumento de pecho pero que no se decidían o que no se atreví- an; aunque, después de la cirugía, me dicen ¨ojalá lo hubiera hecho antes¨. Y es que algunas mujeres son confundidas por mitos como que es mejor tener primero a sus hijos y después ya 'arreglar' las secuelas de la maternidad y lactancia, para mí eso constituye un error. Creo sinceramente que en los mejores años de tu vida te sentirás más feliz con la mejor silueta corporal de la que puedas gozar.

Recomiendo optar por la cirugía mamaria en una etapa en la que se pueda disfrutar al máximo del bienestar que produce.

Caso especial son las pacientes oncológicas…

Efectivamente, son pacientes que han perdido parte o la totalidad de sus mamas a consecuencia del cáncer, lo cual suele suponer un reto psicológico importante. De hecho, mi trabajo de máster fue concretamente sobre el impacto psicológico de la reconstrucción mamaria post-mastectomía. En este tema debemos ser muy cuidadosos y respetuosos porque cada mujer lo siente de una manera diferente: he sido testigo de casos en los que pacientes mastectomizadas no sufren por dicha secuela pese a no haberse realizado la reconstrucción y, de la misma manera, he observado casos en que chicas con una mama bien formada pero pequeña son atormentadas por no haberse operado.

Mi función consiste en orientar a quienes quieren operarse pues no es algo con lo que debemos frivolizar. Existen también otras patologías mamarias que suelo tratar como las asimetrías, mamas tuberosas, malformaciones congé- nitas del tórax, hipoplasia mamaria severa (mamas poco desarrolladas).

La cirugía de la mama es muy amplia… La vía de abordaje es un factor clave...

Totalmente. Durante años se ha hablado mucho de técnicas innovadoras que variaban las vías de acceso para colocar el implante (vía axilar…), con el objetivo de dejar una cicatriz lo menos visible posible. Para mí, el más lógico anatómicamente es el abordaje sobre el surco submamario porque permite respetar la estructura anatómica de la glándula mamaria -eso es importante para la lactancia y el estudio de una posible patología mamaria- y porque estoy convencido de que la cicatriz se disimula más así, con el pliegue natural de la mama, mucho más que en la areola, que es donde se dirige la vista al descubrir el pecho.

Además, colocar el implante por vía axilar supone "dar un rodeo", corriendo el riesgo de traumatizar otras estructuras importantes, como el sistema linfático; además la disección del bolsillo periprotésico no es tan ¨limpia¨, sobre todo a nivel esternal , también es inevitable que el implante sufra más a la hora de la colocación. Y luego hay otro factor a tener en cuenta: con el abordaje sobre el surco submamario la sensibilidad del pecho tiene mucho menor riesgo de verse alterada.

Esto en cuanto al abordaje. Y en cuanto a la técnica… ¿cuál es su elección?

La Dual Plane o biplanar, una técnica en la que se diseca un bolsillo retromuscular (detrás del músculo pectoral mayor) que va a cubrir la mayoría de la superficie del implante, dejando en un plano más superficial (subglandular) el porcentaje restante. Como principal ventaja de esta técnica, destacaría que se puede personalizar individualizando cada caso para lograr un resultado óptimo según la base de la que partimos, se consigue una caída más natural, un resultado más estable en el tiempo y una menor incidencia de complicaciones, como la contractura capsular o el rippling.

Además, esta técnica, no dominada por todos los cirujanos, resulta con postoperatorio más llevadero, lo que permite a su vez, una incorporación a la vida cotidiana y laboral mucho más expeditiva por parte de nuestras pacientes. Conviene recordar que la cirugía esté- tica es, ante todo, Medicina… Por supuesto. Yo siempre digo a mis pacientes que antes que cirujano, soy médico y, antes que médico, persona. Primero que todo, me interesa la salud de la mujer y conservar la integridad del tejido mamario.

Por eso, me parece una aberración que haya médicos que operen a sus pacientes sin haber valorado su caso personalmente en consulta. El diagnóstico debe siempre hacerlo el cirujano que va a realizar la intervención. Él, en consenso con la paciente, es quien debe hacer la evaluación, elegir la técnica adecuada, el implante idó- neo… El cirujano debe entender lo que la mujer anhela y la mujer debe entender los resultados que el cirujano puede conseguir en su caso. Después de todo, es un sueño que desean cumplir y del que queremos formar parte.

¿Diría que este es uno de los aspectos que más valoran de usted sus pacientes?

Seguramente sí. Me fascina mi trabajo y ellas lo perciben. Las pacientes me dicen cosas como: "tiene manos de ángel", lo que me resulta muy reconfortante. Como creyente, siento que es un don que Dios me regaló y que utilizo para poder tocar y cambiar vidas de personas. Ver cambios tan evidentes como un peinado o formas de vestir diferentes en una primera consulta postquirúrgica (aún con dolor) me producen mucha alegría… Obviamente la cirugía no te cambia la vida en sí misma, sin embargo, puede ser el detonante para que se produzca una mejora permanente.

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

Las informaciones que aparecen en Multiestetica.com en ningún caso pueden sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.

0 comentarios

Publicidad

Consulta al doctor