En una liposucción/lipoescultura la faja postquirúrgica es realmente importante

En una liposucción/lipoescultura la faja postquirúrgica es realmente importante
Equipo Médico del mas alto nivel con más de 25 años de experiencia en el mundo de la imagen. Ofrecen en cada uno de los tratamientos y cirugías la máxima calidad y un trato personalizado.
Creación: 1 sep 2015 · Actualización: 16 jul 2019

Este artículo lo escribo en primera persona ya que he vivido el proceso postquirúrgico de una liposucción/lipoescultura como experiencia personal y nadie mejor que el que lo ha "sufrido" en sus carnes nos puede contar cómo es y cómo se lleva.

Cuando me realicé mi cirugía apenas conocía el mundo de la Medicina y Cirugía estética como empresaria, acababa de abrir mi Clínica Vilift, y había contratado a uno de los mejores cirujanos de remodelación corporal que trabaja actualmente en España como jefe de cirugía.

A los pocos meses de verle trabajar, ver los resultados, y perderle el miedo a eso de pasar por el quirófano, ya que veía como a los pocos días todas nuestras pacientes hacían una vida normal, me decidí a hacerme una liposucción/lipoescultura.

La cirugía fue excelente, sin ninguna complicación y cuando me desperté en mi habitación ya estaba "embutida" en una faja (esto es así siempre después de una liposucción/lipoescultura). Cierto es que mi cirujano me había explicado que tras la cirugía debía de llevar una faja compresora durante día y noche al menos durante un mes, y que esto era un punto muy importante para que el resultado de la cirugía fuera realmente bueno, pero lo que nadie me había dicho era lo incomodísima que era la faja compresora, y que la parte de la faja iba a ser lo peor de la cirugía.

A los pocos días tenía rozaduras de los corchetes por todo el cuerpo, se me clavaba por todos lados, la faja se había convertido en un auténtico calvario, y encima mi médico me decía que necesitaba una faja más ajustada porque entre lo que yo ya había deshinchado y lo que se había deformado, no estaba cumpliendo con su función. Yo le dije que esa marca de faja era insufrible, y que me recomendara otra marca, pero su contestación fue que el en España ni Europa había conseguido una faja en condiciones para la liposuccón/lipoescultura, que había algunas marcas de fajas colombianas que tenían buena compresión, pero que él las veía demasiado duras, pero que si quería probara con ellas.

en-una-liposuccionlipoescultura-la-faja-postquirurgica-es-realmente-importante-3-ai2.jpg

Así que me compré las fajas colombianas que pude encontrar en ese momento en Madrid, distintas marcas y modelos, no me importaba el precio, estaba desesperada... ¡imposible! Sí, es cierto que moldeaban mucho mejor, que no se deformaban, y que el sistema de cerrado estaba mucho más avanzado y no se me clavaban los corchetes, pero eran tan extremadamente duras que al sentarme (mi trabajo es de oficina y paso mucho tiempo sentada), me cortaban en la cintura y se me hacían insoportables.

¿Cómo era posible? ¿Cuántas liposucciones/lipoescultura se hacen en España al cabo del año? ¿Nadie se había preocupado de que las pacientes tuviesen una faja que realmente les ayudara en su cirugía y que además no significase un calvario? Pues no, nadie lo había hecho...

Fue entonces desde mi posición de directora de Clínica de Medicina y Cirugía Estética, y siguiendo nuestra línea de ofrecer a nuestros pacientes siempre un plus añadido cuando me decidí a encontrar unas fajas postquirúrgicas en condiciones, no quería que nuestras pacientes no tuviesen que pasar por lo que yo después de su cirugía.

Al mismo tiempo y por eso de la experiencia personal, tras haber intentando encontrar un centro especializado en masajes postquirúrgicos en Madrid, otro punto importante después de una liposucción/lipoescultura y tampoco haberlo conseguido también me puse como objetivo crear un departamento especializado del más alto nivel en masajes postquirúrgicos dentro de Vilift, de esta forma podría darle al paciente un servicio integral y sobre todo "facilitarle" su proceso postquirúrgico, algo de lo que yo no había disfrutado.

Al frente de este departamento puse a una persona que llevaba trabajando en Colombia con los mejores cirujanos del país desde hacía mas de 20 años, y fue quien me habló de las fajas Fájate Colombianas. Me dijo que no había nada mejor en el mercado y que el 90% de los cirujanos colombianos las utilizaban, tenían una compresión perfecta, moldeaban, eran muy cómodas para la paciente y encima tenían diseño.

De inmediato me puse en contacto con ellos para hacerles un pedido de fajas para la clínica, pero me respondieron que no, que no querían vender al mayor, que lo que en este momento les interesaba era un distribuidor en España y que la única opción era que me quedara con la distribución.

Pedí que me enviarán una muestra y cuando la probé no me quedó ninguna duda, era la faja postquirúrgica que estaba buscando, y si somos los distribuidores y actualmente vendemos tanto al menor, desde nuestra web nos piden fajas desde toda España como al mayor, ya son muchos los cirujanos que operan en España y que no quieren hablar de otra faja que no sea Fájate.

Si vais a haceros una cirugía de remodelación corporal que necesita de una faja de compresión postquirúrgica exigir que os pongan la mejor, aquí no escatiméis, son muchos los días y las noches que hay que llevarla puesta.

Desde mi experiencia personal, os digo que a fecha de hoy no vais a encontrar nada mejor que las fajas Fájate Diseños D´Prada, no en España, en el mundo, y que ojalá las hubiera tenido yo cuando me hice la cirugía.

Lola Sopeña, directora de Vilift Clínicas de Medicina y Cirugía Estética.

15996.jpg
Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

Las informaciones que aparecen en Multiestetica.com en ningún caso pueden sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.

0 comentarios