Skin needling: una aguja que ayuda a nuestra piel

Skin needling: una aguja que ayuda a nuestra piel
Licenciada en Periodismo y Máster en Relaciones públicas y Gabinetes de Comunicación. Me encanta escribir y comunicarme con los demás. Actualmente, redacto contenidos y artículos en Multiestetica.
Creación: 14 oct 2015 · Actualización: 14 oct 2015

Para corregir las imperfecciones de la cara, pero también del cuerpo, así como para dar mayor luminosidad y elasticidad a la piel, para un efecto relajante o, sobre todo, para una acción antienvejecimiento, el mercado pone a disposición de los médicos tecnología, aparatos y dispositivos muy sofisticados y de vanguardia.

Entre ellos, desde hace tiempo destaca el Needling, una estimulación mecánica para el rejuvenecimiento de la epidermis y la corrección de imperfecciones cutáneas.

El principio es muy simple: se utiliza la estimulación de agujas muy delgadas (de ahí el nombre: en inglés needle significa aguja), con una longitud de pocos mm, que pasan bajo la piel, causando pequeños traumatismos.

El cuerpo desencadena un autoproceso de reparación que permite mejorar la luminosidad y firmeza cutáneas; la piel aparece más tonificada y elástica, más suave y con un color muy uniforme.

Pero ¿en qué consiste realmente el Needling?

Como hemos comentado, la piel, por medio de pequeñas agujas, se somete a microperforaciones múltiples: los pequeños traumatismos que se realizan activan, en consecuencia, los mecanismos de reparación natural, estimulando a las células a que produzcan colágeno, ácido hialurónico y elastina que mejorarán la hidratación, el espesor, la tonicidad y la relajación de la piel.

La finalidad de este método es estimular la producción de sustancias que son fundamentales para el tono y el sustento a la piel. La profundidad de penetración y la velocidad se regulan manualmente por el médico en función del área y de la imperfección a tratar. Las pequeñas perforaciones no provocan laceraciones en los tejidos; tanto es así que pueden ser usadas en áreas tan delicadas y difíciles como el contorno de los ojos, los labios y la nariz.

¿Cuáles son las indicaciones?

Está recomendado para combatir el relajamiento y envejecimiento cutáneo, arrugas superficiales, decoloración, arrugas de los labios superiores (los llamados códigos de barras), manos, poros dilatados, estrías, cicatrices causadas por el acné y, de manera general, para rejuvenecer la piel. El médico, tras una atenta evaluación, recomendará el protocolo a seguir según la particularidad del paciente.

La frecuencia de las sesiones y el número de las mismas varía en función de cada caso, pero en líneas generales se efectúan mensualmente y son necesarias entre cuatro y seis sesiones para el rejuvenecimiento cutáneo, entre cinco y seis para tratar cicatrices causadas por el acné, y diez para las estrías. En cada caso, el tratamiento se personaliza en función del área a tratar.

¿Después de cuánto tiempo se pueden apreciar los resultados?

Generalmente, los resultados se pueden ver tras la primera aplicación, aunque serán, obviamente, más significativos conforme se vayan sucediendo las sesiones, y continuará mejorando con la finalización de un ciclo. Antes de comenzar, para conseguir un resultado óptimo, es necesario preparar la piel con un tratamiento previo a base de vitaminas, ácido hialurónico y otros principios que el médico recomendará hasta la conclusión del ciclo. Los cosméticos sugeridos son fundamentales para optimizar los resultados y preservar sus efectos con el paso del tiempo.

¿Es el Needling un método doloroso?

Es indoloro cuando se lleva a cabo a una profundidad mínima, pero para tratamientos más profundos, es útil aplicar anestesia local tópica unos 30 o 40 minutos antes del inicio de la sesión. Antes que nada, se limpia y desinfecta la zona a tratar, y se efectúan pequeños masajes con un manubrio en todas direcciones: vertical, horizontal y diagonal. Acto seguido, se aplica, con la ayuda de gasas, una solución fisiológica y una crema calmante. En algunos casos se puede hacer uso de principios activos, que penetran en la zona tratada. Cada una de las sesiones tiene una duración media de 20-30 minutos.

¿Cómo queda la piel inmediatamente después?

En líneas generales, en la zona tratada puede aparecer un pequeño enrojecimiento que, en algunos casos, persiste durante 12-24 horas. La paciente puede volver a su vida normal, aunque para el enrojecimiento puede ser necesario el empleo de maquillaje. No existen recomendaciones especiales para los días sucesivos; el único consejo es lavar la cara abundantemente con agua tibia y aplicar cremas hidratantes, así como protección solar.

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.