¿Nos alimentamos correctamente?

¿Nos alimentamos correctamente?
 Especialistas con amplia experiencia que proporcionan las mejores soluciones en el ámbito de la Medicina estética y antienvejecimiento. Cuentan con más de 30 años de experiencia en el sector.
Creación: 29 oct 2014 · Actualización: 23 oct 2020

Somos lo que comemos y lo que sentimos. Estas frases tan conocidas llevan un gran mensaje en su contenido.

El acto de comer es el que más realizamos a lo largo del día, de la semana, del mes y por lo tanto de nuestra vida. Es algo externo a nosotros, controlado y modificable. La calidad de los alimentos que ingerimos es la responsable de nuestra salud y de nuestra calidad de vida en un futuro.

Las células de nuestro cuerpo están en constante renovación y los alimentos deben proporcionar las sustancias y la energía necesarias para mantener un metabolismo celular en óptimas condiciones. De igual modo que a nuestro coche le vamos a proporcionar el combustible necesario para un buen funcionamiento, nosotros debemos alimentarnos con sustancias que nos proporcionen un combustible de excelente calidad para nuestras células.

Ya Hipócrates dijo: “Que tu alimento sea tu único medicamento". Pero con el ritmo de vida actual no parecemos tener tiempo para cocinar. Es mucho más “sencillo" comprar productos ya elaborados, preparados, conservados y listos para consumir. Pero todos estos productos para que no sean perecederos llevan sales, azúcares o sustancias químicas, que si bien van a ser muy agradables al paladar y fáciles de preparar, también van a dejar una huella que poco a poco irá minando nuestra salud.

Nuestros órganos y nuestras células sufren y se manifiestan ante esta agresión de diversas formas: dolores de cabeza, falta de energía, dolor o síntomas intestinales. Y de continuar con esta agresión padecerán otras patologías más graves e invalidantes.

Una alimentación sana debe proporcionarnos los niveles necesarios de nutrientes para la correcta regeneración del organismo y niveles bajos de alimentos perjudiciales para nuestra salud. El alimento puede actuar como una medicina o como un tóxico. Está en nuestras manos elegirlo.

Para una persona sana una alimentación equilibrada debería consistir en:

-Fruta y verdura en abundancia (4 o 5 porciones). Son ricas en fibra, vitaminas y minerales. Una parte importante de las verduras debería ser cruda.

-Hidratos de carbono complejos, o sea integrales: cereales, pasta integral y legumbres.

-Mucho pescado sobre todo azul, preferentemente pescado pequeño y de aguas frías (sardina, boquerón). Evitar los grandes pescados grasos ya que viven mucho tiempo y almacenan gran cantidad de tóxicos en su cuerpo como el mercurio y el plomo. Por tanto evitar el pez espada, emperador, grandes atunes…

-Aceites vegetales no refinados.

-Respecto a las proteínas consumir ocasionalmente carnes blancas (pollo, pavo, conejo) preferentemente de crianza ecológica.

-Consumir lo menos posible lácteos y carne roja, y evitar los productos elaborados con carne y embutidos (salchichas…)

-Evitar los azúcares refinados, los alimentos procesados industrialmente y sobre todo las grasas saturadas.

-Beber abundante agua, si es posible embotellada en vidrio.

Pero además de una dieta sana debemos hacer ejercicio físico a diario, tener buen humor, muchos amigos y saber gestionar nuestro estado de estrés.

Los dos factores que más influyen en nuestra salud son la alimentación y la genética, siendo la alimentación hasta en un 70% el responsable de nuestra salud, un 15% nuestra genética y el resto están condicionados a factores ambientales y modos de vida, según los últimos estudios tras la lectura del genoma humano.

Os recomendamos el libro: "Alimentación, la tercera medicina" del Dr. Jean Seignalet. Una buena alimentación no solamente puede curarnos, sino que nos puede preservar de tener patologías graves en un futuro y llevar una mejor calidad de vida. Es la mejor medicina preventiva.

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.