Cuidados para una cicatriz de cesárea

Cuidados para una cicatriz de cesárea
Por Multiestetica.com
26 jul 2017

No puede haber una felicidad más inmensa que la llegada al mundo de un hijo. Una aventura que deja muchas marcas, cicatrices que sin duda valen la pena tener. Y muchas de ellas se lucen con orgullo, ya que son símbolo del esfuerzo y del amor que nace dentro de la madre en el mismo instante que sabe que está embarazada.

Sin embargo, a medida que pasa el tiempo es normal que las mamás quieran recuperar su cuerpo y conseguir verse igual que antes de iniciar el embarazo. Sentirse bien con una misma es fundamental para gozar de una vida plena. Con cuantas más facetas se sienta la persona satisfecha, su bienestar será mayor. Y el aspecto estético es una de las tantas facetas que tenemos los seres humanos. Por eso, muchas mujeres se ven en la necesidad y el deseo de corregir las cicatrices de sus cuerpos. Una de las que más preocupa a las mujeres es la cicatriz de cesárea, ya que, a pesar del buen trabajo que hacen hoy los médicos en una operación de parto, no deja de ser una cicatriz, y de dimensiones bastante grandes.

¿Cómo se hace una cicatriz de cesárea?

En la actualidad, las cicatrices de cesárea, a pesar de ser un tanto largas, son muy discretas y apenas perceptibles, porque se realizan vía suprapúbica de forma horizontal sobre el pubis. Y lo mejor de todo es que la incisión se practica en la llamada área del bikini. De esta manera queda oculta por la ropa interior o la parte inferior del bikini; de ahí su nombre, por la preocupación de que se pueda ver cuando una va a la playa o la piscina.

Generalmente, la cicatriz de una cesárea no presenta problemas estéticos para la mujer, pero no hay que olvidar que esta intervención siempre tiene un carácter de urgencia y, dependiendo de cómo sea tal urgencia, el cirujano no podrá primar la estética de la paciente por encima de otros factores. Así que es posible que tenga que realizar una cicatriz tipo laparotomía media, es decir, vertical; o que no quede lo suficientemente baja en el caso de la horizontal. En ambas situaciones, la cicatriz sí será visible e imposible de camuflar, porque llegará hasta la mitad del abdomen (de forma vertical) o por encima de la línea del bikini (la cicatriz horizontal).

Por otro lado, aparte de la incisión, también están los puntos de sutura. Para cerrar la herida, el cirujano puede utilizar hilo quirúrgico o grapas. Las grapas de hoy en día no son como las de antes, que dejaban muchas marcas. Las actuales dejan el mismo aspecto que los puntos.

shutterstock-163855337.jpg

¿Qué complicaciones puede tener una cicatriz de cesárea?

Pero en cualquier caso, estamos hablando de una cicatriz, y esta puede no evolucionar favorablemente a pesar de los cuidados que tengamos. Existen algunos riesgos asociados a la cicatriz de cesárea. La paciente puede sufrir hemorragias, infecciones, intolerancia al material de la sutura, dehiscencia (la cicatriz de vuelve a abrir), entre otros.

Además de las complicaciones posoperatorias, también pueden derivarse problemas de cicatrización que influirán negativamente en el aspecto de la misma. La cicatriz de cesárea puede sufrir una hipertrofia, quedar adherida (hundida hacia adentro), ensanchada, con marcas visibles de sutura, incluso provocar un exceso de piel que quede colgando. Si finalmente se da alguna de estas circunstancias, siempre podemos recurrir a algún tratamiento para corrección de cicatrices de los que existe en la actualidad, los cuales suelen ser muy efectivos.

↪️ Relacionado: ¿Qué es una cicatriz queloide?

Cuidados esenciales para una cicatriz de cesárea

Es muy importante mantener la cicatriz limpia y seca las primeras semanas. Para ello, se debe lavar la herida con agua y jabón neutro y hacerlo con mucho cuidado los primeros días. Además, se debe aplicar un antiséptico (como el yodo o la clorhexidina) y después cubrirse con una esparadrapo hipoalergénico y transpirable (muy importante esto último).

Deberás permanecer en reposo durante los primeros días y no hacer grandes esfuerzos durante unas semanas hasta que la herida haya cicatrizado por completo. También es recomendable utilizar una faja de compresión al menos un par de meses, ya que te ayudará a mitigar el dolor abdominal.

De todas formas, el médico te aconsejará qué tipos de cuidados debes seguir. Y si en cualquier momento notas algún dolor o un aspecto anormal, debes acudir al médico a que te revise. Hay que destacar que no será hasta los seis meses cuando la paciente esté recuperada por completo de la cesárea.

Cuidados para mejorar el aspecto de la cicatriz de cesárea

crema-cicatrices.jpg

El proceso de cicatrización es largo, por eso es importante tener paciencia y realizar unos cuidados constantes y diarios. Esta es la única forma de conseguir que la herida quede los más disimulada posible. Existen varias prácticas que la paciente puede realizar para ello:

  • Aceite de rosa de mosqueta. Este aceite posee propiedades hidratantes y regeneradoras muy potentes debido a su alto contenido en antioxidantes y vitaminas que favorecen la formación de colágeno.
  • Parches de silicona. Estos ejercen presión sobre la cicatriz y actúan como apósito.
  • Masajes. Evitan que la cicatriz se quede adherida a los tejidos profundos y que se formen edemas, a la par que mejoran la circulación de la zona. Los masajes se deben realizar cuando el médico lo autorice.
  • Ejercicio físico. Cuando el médico dé permiso, es recomendable realizar ejercicio físico que no suponga un esfuerzo importante para la zona abdominal.

↪️ Relacionado: Tatuajes para disimular cicatrices, estrías y cirugías

¿Qué tratamientos de corrección de cicatrices existen?

Si la cicatriz de cesárea finalmente evoluciona de forma no satisfactoria, la paciente puede recurrir a tratamientos médicos para mejorar su aspecto.

  • Dermoabrasión. Indicada cuando los músculos abdominales tienen buen tono y existe poca flacidez cutánea. Con una instrumento quirúrgico, se levanta el tejido cicatricial y se trata la zona con antibióticos y aceites minerales que evitan la formación de nuevas cicatrices.
  • Liposucción y abdominoplastia. Recomendada en aquellos casos en los que los músculos presentan relajación y existe exceso de tejido cutáneo. Se elimina el exceso de grasa de la paciente y se rejuvenece la piel de la zona del abdomen. Este tratamiento no está aconsejado en aquellas mujeres que deseen volver a ser madres.
  • Láser. El láser causa daño en la zona de la cicatriz activando así el metabolismo de los fibroblastos, células que son responsables de la formación de colágeno. De esta manera, el aspecto de la cicatriz mejora en gran medida.
  • Crioterapia. Se aplica nitrógeno líquido en la cicatriz que consigue reducir el tamaño por vasoconstricción y anoxia (falta de oxígeno en la zona).
  • Corticoides. Los corticoides inyectados en la cicatriz reducen el exceso de formación de los factores que intervienen en el proceso cicatricial.

↪️ ¿Te preocupa la cicatriz de la cesárea? ¿Te has realizado algún tratamiento para disimularla? Nos encantará conocer todos los detalles, te esperamos en el foro

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.