Clearlight, un método rápido y eficaz contra el acné

Clearlight, un método rápido y eficaz contra el acné
Por Multiestetica.com
7 jun 2016

El acné es una afección de la piel que está causada por bacterias que están presentes en nuestra dermis, como la propionibacterium (P. Acnés). Uno de los tratamientos que mejores resultados están dado para su eliminación es el ClearLight, que, mediante la tecnología Acne PhotoClearing (APC), acaba con esas bacterias de manera rápida, sencilla y eficaz.

Los tradicionales tratamientos antiacné conllevan efectos secundarios y suelen necesitar de algunos meses para que el paciente comience a notar los primeros resultados. Además, estos no siempre son eficaces. El tratamiento con ClearLight elimina las cicatrices del acné en más del 80% de los casos. Además, de ser un tratamiento más rápido (los primeros resultados se aprecian a las pocas semanas de su inicio), apenas tiene riesgos.

Cómo funciona

El ClearLight emplea un aparato que emite luz con una logitud de onda de 420 nm, penetrando profundamente en la dermis El médico aplica esa luz sobre la piel afectada, destruyendo la producción de porfirinas endógenas, y acabando, por tanto, con las bacterías del acné.

Todo el proceso está controlado por medio de un ordenador, donde se registra y guarda todo el proceso, así como la evolución del tratamiento. Este software trabaja también con gráficos, un contador táctil de lesiones y fotografía digital, que aportan precisión, eficacia y seguridad al tratamiento.

El tratamiento se desarrolla durante un periodo de 6 semanas, en el cual se distribuyen 12 sesiones. Es un método tres veces más eficaz que los convencionales y no afecta a la rutina diaria de los pacientes.

¿Cuáles son sus ventajas?

  • Es un tratamiento seguro, que no causa efectos secundarios en el paciente. Adiós a las irritaciones, enrojecimiento y descamaciones de los tradicionales tratamientos. Tampoco afectará a su hígado, como sí hacían los métodos orales para tratar el acné. ClearLight no produce fotosensibilidad. Además el paciente no necesitará tomar antibióticos durante el tratameinto.
  • Es un método rápico para acabar con el acné. Frente a los tres meses que necesitan la mayoría de los tratamientos tradicionales, ClearLight actúa eficazmente en poco tiempo, lo que genera gran satisfacción en los pacientes. Las sesiones duran solo 15 minutos, por lo que no se hace pesado.
  • Es indoloro. La aplicación de ClearLight no causa molestias en los pacientes, por lo que no necesitan tiepo de recuperación.
  • Está basado en la tecnología APC. Innovación y precisión al alcance de todos. Esta tecnología emplea la luz azul para eliminar la bacteria P. Acnés, susceptible a este tipo de luz.
  • Puede aplicarse en otras parte del cuerpo. No solo sirve para la cara, sino que, al ser un tratamiento seguro e indoloro, puede aplicarse para eliminar los efectos de esta bacteria en otras zonas de nuestro cuerpo.
Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!