Cirugía secundaria mamaria

Cirugía secundaria mamaria
Especialista en cirugía plástica y estética; con especialidad en aumento de busto y lipofilling. Se encuentra certificada por la SECPRE.
Creación: 25 oct 2018 · Actualización: 25 oct 2018

La cirugía secundaria mamaria es una especialidad de la cirugía plástica que precisa de unos conocimientos muy amplios para obtener grandes resultados en todas las intervenciones.

Es preciso detallar que en este campo se mezcla la cirugía estética mamaria con la cirugía reconstructiva mamaria. Abarca desde recambios de implantes por rotura, que se pueden abordar de una manera sencilla. Hasta intervenciones complejas derivadas de secuelas de tratamientos previos. 

Los motivos más frecuentes para una intervención secundaria mamaria son:

  1. Rotura de implantes mamario que requiere recambio.
  2. Contractura capsular de implante mamarios estético o reconstructivo que requiere capsulectomia y recambio de implante mamario.
  3. Ptosis o caída de la mama produciendo el llamado waterfall deformity cunado el pecho cae sobre el implante previo o caída de la mama incluyendo la prótesis. Habitualmente requiere mastopexia y recambio o retirada del implante mamario.
  4. Cirugía secundaria debido a malposición de implantes mamarios, sinmastia o asimetría.
  5. Cambio de tamaño de implante mamario previo.
  6. Alteraciones cicatriciales de mastopexia o reducción mamaria.
  7. Pérdida de tejido mamario.

Las pacientes llegan a la consulta después de una o varias intervenciones pretendiendo mejorar el resultado obtenido y en ocasiones llegan tras una complicación de los implantes mamarios como pueden ser una contractura capsular o una rotura protésica.

Hay que realizar une estudio pormenorizado del paciente, de sus antecedentes, diferentes intervenciones, antecedentes médicos personales y realizar una exploración física completa.

La exploración física debe ser exhaustiva teniendo en cuenta la forma del tórax, la situación de la mamas en el tórax, su simetría, la forma de cada mama por separado y su relación con el complejo areola pezón.

Protocolizando la exploración habría que seguir 7 pasos:

Siempre que nos enfrentamos a casos complejos de cirugía mamaria secundaria tenemos que realizar un análisis exhaustivo de la paciente, que incluye todos los siguientes aspectos:

1.   Morfología del tórax y simetría del mismo.

2.   Disposición de las mamas en el tórax y simetría de las mismas teniendo en cuenta la posición del complejo areola- pezón en él.

3.   Conformación de las mamas y distribución de volúmenes en los cuadrantes, teniendo en cuenta la posición del complejo areola-pezón en ella.

4.   Secuelas cicatriciales de la intervención previa, calidad de las mismas, situación.

5.      Calidad de la piel y los tejidos blandos que conforman la mama. Elasticidad, firmeza, distensibilidad…

6.      Posición de los implantes mamarios en el tórax, simetría y relación con la mama en caso de haber.

7.      Zonas donantes de colgajos que puedan aportar tejido de la espalda, abdomen o piernas, en caso necesario.

Una consulta de cirugía mamaria secundaria siempre se alarga más allá de los 30 o 40 minutos, es necesario examinar detenidamiente todos estos detalles.

Los especialistas en cirugía mamaria secundaria deben de manejar todos las posibles opciones de tratamiento que combinadas puedan darnos un resultado seguro y predecible. Se incluyen todos los siguientes aspectos.

1.      Manejo de los diferentes patrones cicatriciales tanto de aumento mamario, areolar, submamario o axilar, de mastopexia periareolar, circunvertical  y en T invertida y de mastectomía el patrón de Wise y el cásico horizontal.

2.      Debe de manejar los diferentes bolsillos que se pueden utilizar para colocar implantes mamarios, tanto el bolsillo subglandular, el submuscular y el bolsillo de capsula periprótesica.

3.      Debe de conocer  y manejar los diferentes tipos de implantes mamarios en cuanto a forma, volumen, cobertura del implante y densidad de gel. Debe de conocer y manejar igualmente los expansores tisulares de tejido mamario que se utiliza para expandir la piel del lecho mamario.

4.      Debe de conocer y usar los diferentes colgajos que nos pueden aportar tejido blando para corregir secuelas de intervenciones previas.

5. Debe de ser especialista en la técnica de injerto graso o lipofilling.

En resumen sólo cirujanos expertos que  manejen todos los aspectos de la cirugía mamaria pueden operar los casos más complejos. Se requiere un conocimiento exhaustivo de la anatomía regional, del manejo de las diferentes patrones cicatricales de mastopexia, aumento de pecho y mastectomía. Igualmente se requiere manejo de los diferentes tipos de implantes mamarios, en cuanto a forma, tamaño, cobertura y densidad de gel y los diferentes planos de colocación del implante. De la misma manera manejar las técnicas reconstructivas de lipofilling y colgajos de reconstrucción mamaria.

Se trata de intervenciones, por lo general, que se realizan con anestesia general y una noche ingreso. Es fundamental tener amplios conocimientos en cirugía mamaria estética y reconstructiva para realizar el abordaje que nos permita minimizar los riesgos y conseguir los mejores resultados.

La primera consulta es fundamental, más allá del diagnóstico de la situación, plantear unas expectativas correctas, que podrán ser más altas cuando tengamos todos los posibles opciones de tratamiento en mente, pudiendo plantear en los casos más complicados tratamientos con intervenciones en dos tiempos.

La paciente tras esta consulta debe ser consciente de las diferentes opciones, las posibles expectativas y hacernos ver que resultado en cuanto a volumen y forma espera tener. Llegado un consenso con el cirujano se procede a plantear la intervención en las mejores condiciones posibles.

Es muy importante que la paciente previa a la intervención evite el hábito tabáquico. Es preferible que el tejido esté en las mejores condiciones posibles, por lo que en ocasiones es preferible retrasar el tratamiento a que las cicatrices de la intervención previa maduren.

El estado de ánimo de la paciente  es igualmente muy importante, nos puede hacer retrasar o adelantar la intervención según sus deseos.

En la semana del Cáncer de mama me gustaría presentar el caso de una paciente tratada en nuestra consulta de cirugía plástica por unas secuelas de mastectomía derecha  y mastopexia con prótesis izquierda que fue intervenida en su hospital por el tratamiento de  un tumor mamario.

El caso de la imágenes que presentan el artículo son de una paciente portadora de implantes mamarios desde su juventud. Esta paciente fue diagnosticada de Cáncer de mama en el pecho derecho y fue intervenida en su hospital de mastectomía y recambio de implante mamario en la mama derecha, submuscular, mientras que  en la mama izquierda se le realizó en una segunda intervención una reducción glandular en t invertida y colocación de implante mamario con una malla artificial.

En el postoperatorio inmediato de la segunda intervención la paciente sufrió la necrosis de la piel areolar en la mama drcha. y la exposición del implante, siendo necesaria en su hospital la cirugía de limpieza y explante del implante mamario izquierdo.

Llega a nuestra consulta con una asimetría mamaria severa, diferentes patrones cicatriciales en ambas mamas y diferente altura de cicatrices y mamas, ha perdido ambos complejos areola pezón, la calidad de la piel y tejidos blandos es mala en la mama derecha por su baja elasticidad y muy firme y retraída en la mama izquierda.

Se le hace la exploración completa y protocolizada:

1.      Al analizar el tórax de la paciente se aprecia un tórax esténico, simétrico y bien desarrollado. La proporción entre longitud y anchura es igualmente normal.

2.      Al analizar la disposición de las mamas en el tórax, se observa que la mama derecha está formada por un implante mamario que se encuentra lateralizada y descendida en relación a la posición normal. Mientras que sólo existen pequeños restos de la mama izquierda en la posición original de los cuadrantes superiores del pecho izquierdo. No existen complejos-areola pezón.

3.      La forma de la mama derecha es igualmente inadecuada, en tanto en cuanto, el implante mamario que la forma se encuentra malpuesto. Sólo existen pequeños restos de tejido mamario en la mama izquierda mientras que el centro de la mama se encuentra umbilicada y adherida al tórax de la paciente, los cuadrantes inferiores de la mama están vacíos.

4.      Existen cicatrices previas asimétricas, siendo en la mama izquierda más altas en el tórax, adheridas a la parrilla costal y en forma de T invertida con una prolongación superior y otra horizontal a nivel de la areola. Mientras que en la mama derecha son más bajas en el tórax, atróficas con una forma en T.

5.      La calidad de la piel es asimétrica, siendo la piel de la mama derecha  atrófica. Se aprecia ripling en el polo superior del implante, mientras que la piel de la mama izquierda es de diferente grosor en el polo superior e inferior.

6.      Al estar la paciente mastectomizada en la mama derecha de manera completa y parcialmente en la mama izquierda no se puede estudiar la relación del implante respecto a la mama.

7.      La paciente tiene músculo dorsal ancho bilateral competente y una región donante abdominal limitada.

Tras explicarle la dificultad de la situación se le propone una solución con dos intervenciones seriadas. 

Una primera intervención  que precisará de dos noches de ingreso y anestesia general, incluye:

  1. El explante de la prótesis mamaria derecha y escisión de cicatrices previas.
  2. Disección de dos colgajos musculocutáneos de dorsal ancho para que nos den cobertura a los nuevos implantes  al mismo tiempo que realizamos la reconstrucción del bolsillo para los implantes mamarios nuevos y una isla de pel que en la mama drerecha nos va a permitir qjitar piel cicatricial  y atróficak mientras que en la mama izquierda nos aportara la piel necesaria para que de cobertura al implante.
  3. Remodelado de los nuevos bolsillos mamarios mediante los músculos dorsales ancho, creando un bolsillo derecho nuevo en una posición más alta y uno izquierdo algo más descendido. 
  4. Se colocan unos implantes mamarios anatómicos de 450cc en la mama derecha y 350cc en la mama izquierda con una cubierta de poliuretano. Los implantes con cubeirta de poliuretano nos aportan la ventaja de un mayor adherencia a los tejidos torácicos y menor riesgo de contractura capuslar. Esta venaja es muy importante en este caso ya que al ser una paciente intervenida en diferentes ocasiones . Tiene  bolsillos protésicos grandes y desplazados, nos permite una adaptación mejor de la posición con menor rriesgo de malposición.
  5. Se readapta la piel a los implantes  para extirpar la mayores secuelas cicatriciales posibles.

Tras un postoperatorio de dos semanas la paciente realiza una vida normal con mamas simétricas bien conformadas. El postoperatorio incluye unos drenajes que se mantienen durante una semana en la zona donante del músculo dorsal ancho y llevar un sujetador deportivo, faja de dorsal ancho y banda mamaria durante un mes.

A las dos semanas la paciente comenzó a realizar vida normal, salvo deporte con los brazos.

La segunda intervención  se planificó para ser realizada 4 meses después. En esta intervención realizamos la reconstrucción bilateral del complejo areola - pezón con colgajos locales según  la técnica de hamond, un relleno graso del polo superior de la mama derecha y el polo inferior de la  mama izquierda y la liposucción de las islas de los colgajos de dorsal ancho.

Esta intervención se realizó de manera ambulante, sin necesidad de ingreso, con anestesia general y el postoperatorio fue mucho más llevadero incluyendo exclusivamente el llevar un sujetador deportivo junto a unas pezoneras y una prenda compresiva en las piernas que fueron las zonas donantes del lipofilling.

Tras dos intervenciones hemos conseguido dos mamas simétricas y de un tamaño proporcionado al tórax de la paciente, bien conformadas en la distribución del volumen y su relación con el complejo areola pezón. Las secuelas cicatriciales han quedado confinadas al complejo areola pezón, quedando mínimas cicatrices de las intervenciones previas.

 Las cicatrices aún son recientes por lo que tenemos que esperar para hacer el tatuaje de la areola. El cambio en el pecho es evidente y la paciente lo agradece, ha vuelto a hacer una vida normal sin implantes externos y realizando una vida social como antes de su primera intervención por el tumor mamario.

En cirugía plástica y estética Dr Miguel Fernández Calderón somos especialistas en intervenciones complejas de mama, nuestra experiencia en la reconstrucción mamaria tras mastectomía nos ha dado un bagaje que nos permite afrontar con confianza intervenciones complejas como la expuesta, tanto estéticas como reconstructivas.

La decisión al elegir el cirujano es fundamental en todas las intervenciones quirúrgicas, pero sin duda en las intervenciones de cirugía secundaria mamaria mucho más por su complejidad y riesgos. 

Bien tomada esa decisión y siguiendo los consejos de un especialista en cirugía secundaria mamaria, esta intervención puede conseguir unos resultados satisfactorios y predecibles.

Cirugía secundaria mamaria Cirugía secundaria mamaria
Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

Las informaciones que aparecen en Multiestetica.com en ningún caso pueden sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.

0 comentarios

Publicidad