Cirugía plástica también para los pezones

Cirugía plástica también para los pezones
Carolina Márquez
Carolina Márquez
Editora y redactora de profesión. Desde hace más de 5 años creo contenido informativo médico-científico, salud y estética.
Creación: 5 abr 2017 · Actualización: 16 oct 2020

La cirugía de los pezones es la intervención a través de la cual el cirujano pretende solucionar problemas estéticos del paciente que afectan a su autoestima y a su estabilidad emocional.

Siempre pensamos que una mujer que se ha operado de los pechos lo ha hecho para aumentar su tamaño o para levantar las mamas que con los embarazos y el paso de los años se caen. Otras incluso pasan por el quirófano para reducir el peso de unos senos que, debido a su tamaño, le ocasiona problemas de espaldas y perjudica su salud. Pero no pensamos que también hay mujeres que se someten a esta cirugía simplemente para retocarse los pezones. Y que esta operación también la llevan a cabo algunos hombres que no están contentos con su apariencia.

La mayoría de las veces no se trata de que quieran reducir o aumentar el tamaño de los pezones, sino de solucionar problemas que, además de ser estéticos, pueden entorpecer actuaciones tan naturales como la lactancia. Y, por supuesto, en casos de mastectomías, completar el pecho de la mujer durante la intervención de reconstrucción mamaria.

¿Para qué está indicada la cirugía de los pezones?

La cirugía de los pezones es la intervención a través de la cual el cirujano pretende solucionar problemas estéticos del paciente que afectan a su autoestima y a su estabilidad emocional. Por tanto, esta operación se realiza para corregir asimetrías o un crecimiento anormal de los dos pezones o de uno de ellos. Es el caso, por ejemplo, de los pezones excesivamente grandes o abultados, que impiden que una mujer pueda ponerse cualquier prenda sin que estos se le marquen o que afean la estética de los hombres. Además de problemas físicos, la presencia de pezones grandes y abultados suele conllevar hipersensibilidad, dolor, malestar cuando rozan con la ropa…

En los hombres la presencia de pezones grandes suele estar asociada a una ginecomastia, es decir, a un desarrollo exagerado de las glándulas mamarias. En estos casos, el médico podrá, además, llevar a cabo esta otra intervención para mejorar el torso masculino, cirugía que eliminará el exceso de grasa de las mamas y extirpará el tejido glandular para que el paciente muestre un torso liso y firme.

↪️ Relacionado: Causas y soluciones de la ginecomastia

Esta intervención también busca aportar soluciones en casos de pezones demasiado pequeños, que pueden alterar la autoestima de la paciente, e incluso invertidos, que pueden afectar a la lactancia.

pezones invertidos
Pueden entorpecer actuaciones tan naturales como la lactancia

Finalmente, la cirugía plástica del pezón es una intervención fundamental en aquellos casos de mastectomía. La extirpación de la mama en pacientes que han sufrido cáncer de pecho determina que tampoco tengan pezón. Por ello, la cirugía plástica del pezón se incluye como parte del proceso de reconstrucción mamaria a la que se someten muchas pacientes.

↪️ Relacionado: Tratamientos para el pezón umbilicado

¿Cómo es la cirugía plástica de los pezones y cuánto dura?

La cirugía del pezón trata de solucionar diversas irregularidades o asimetrías que han afectado al crecimiento de esta parte eréctil y prominente de los pechos. Por tanto, en función del problema el cirujano determinará el mejor protocolo a seguir durante la operación. En el caso de los pezones demasiado grandes, el médico reducirá el exceso de tejido eliminando parte del pezón para que este tenga una apariencia normal y no cause molestias con el roce de la ropa.

Cuando el problema es que uno o los dos pezones estén invertidos, la operación consistirá en liberar las fibras que impiden un correcto crecimiento del pezón. De este modo, tras la intervención, el pezón muestra una prominencia normal.

Por su parte, para la reconstrucción del pezón durante una operación de reconstrucción de mama el cirujano creará un pezón con tejido sano de la paciente para que esta pueda disfrutar de toda su feminidad y sentirse una mujer completa.

Con respecto al tiempo de intervención, obviamente, todo dependerá de la situación de cada paciente y del problema que tenga. Por ejemplo, en el caso de los pezones invertidos, la intervención suele ser muy corta, de unos 10 o 15 minutos aproximadamente. Quince minutos más suele durar la reconstrucción de un pezón. En cambio, la cirugía para reducir el tamaño del pezón suele durar entre 30 minutos y una hora. En otros casos, puede ser necesario retocar también las areolas o, en el caso de los hombres, extirpar la grasa y el tejido glandular para tratar la ginecomastia. Como es lógico, estos procedimientos alargarán el tiempo de operación.

Aunque sencilla, al ser una intervención quirúrgica, se realiza con anestesia local. El paciente está en todo momento despierto y es consciente del procedimiento que está llevando a cabo su cirujano. No se requiere ingreso hospitalario. De este modo, cuando la operación finaliza, el paciente, tras unas horas de recuperación, regresa a su domicilio, donde tendrá que guardar reposo.

En cuanto a la cicatriz, la cirugía plástica del pezón deja apenas una pequeña cicatriz en la base o borde inferior del pezón que prácticamente no se nota. De este modo, el paciente podrá enseñar el torso o mostrarse desnudo sin que se aprecie la incisión. Si se ha decidido retocar la areola para reducir el tamaño, la cosa cambia, pues esta intervención sí deja constancia de una cicatriz alrededor de la propia areola. El cirujano deberá informar al paciente sobre ello para que juntos valoren la mejor opción en su caso. Los puntos de sutura que se colocan son reabsorbibles, además de intradérmicos, por lo que el paciente no tendrá que acudir al médico para que los retire.

Cuidados y riesgos de la cirugía plástica de pezones

reconstrucción de pezón
Puede producirse una pérdida de sensibilidad

En todo momento tendrán que seguirse las instrucciones dadas por el cirujano. Aunque sea una cirugía sencilla, que se realiza con anestesia local y de manera ambulatoria, no está exenta de efectos secundarios.

Además de los riesgos inherentes a cualquier operación, como infección, problemas de cicatrización o hemorragias, puede producirse una pérdida de sensibilidad, daños en el tejido, reinversión del pezón, etc. Casi todos ellos tienen solución. Por ello, si después de la cirugía notamos alguno de estos efectos debemos acudir al cirujano para que este valore practicar otra intervención que pueda solucionar el problema.

Durante el posoperatorio es importante que el paciente no realice movimientos bruscos ni esfuerzo físico los primeros días. Se colocará un apósito para proteger la zona y evitar, así, cualquier roce que pueda ocasionar malestar en el paciente.

Asimismo, el médico aconsejará también que se incorpore a sus actividades laborales de manera paulatina. Eso sí, no podrá practicar ejercicio físico ni deporte al menos hasta pasados diez o quince días.

Si tienes dudas, consulta con nuestros profesionales especializados en cirugía plástica del pezón. Ellos te aconsejarán cuál el mejor modo de proceder en tu caso.

↪️ Si estás pensando en realizarte esta intervención y tienes dudas las podrás resolver en nuestro foro. ¡No te lo pierdas!

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

Las informaciones que aparecen en Multiestetica.com en ningún caso pueden sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.