Verdades y mentiras de la toxina botulínica

Verdades y mentiras de la toxina botulínica
Es especialista en Cirugía Plástica, Neotecnocirugía, Medicina Estética y Obesidad. Además se respalda por sus más de 10 años de experiencia y 2 millones y medio de tratamientos realizados
Creación: 25 jun 2015 · Actualización: 21 sep 2021

Seguramente no sea la primera vez que oyes hablar de la toxina botulínica. Es uno de los tratamientos más demandados dentro de la medicina estética.

Hoy os vamos a contar algunas verdades y mentiras generados alrededor de este tratamiento:

  1. Es un tratamiento seguro: Verdadero. Siempre que te sometas a este tratamiento con un especialista aplicado con criterio es un tratamiento seguro.
  2. Eficaz para la sudoración: Verdadero. Se puede aplicar para eliminar el sudor excesivo de las axilas (hiperhidrosis axilar) de una manera rápida segura, cómoda y eficaz.
  3. No se debe inyectar cuando se está embarazada o durante la lactancia: Verdadero. Al ser una toxina no es recomendado aplicarlo en mujeres en estado de gestación o de lactancia.
  4. Tras varias inyecciones el efecto disminuye: Falso. Seguro que no sólo con este tratamiento, sino con muchos otros has oído hablar de que el cuerpo se acostumbra y deja de hacer efecto. En el caso de esta proteína es mentira.
  5. Es un tratamiento eficaz para rellenar los labios: Falso. Esto simplemente es una locura. La toxina botulínica ayuda a reducir la contracción musculas y no tiene ningún efecto volumizador. Si estás interesada en un relleno de labios lo ideal es una inyección de ácido hialurónico.
  6. Deja el rostro sin expresión: Falso. Lo importante de estos tratamientos es quién te lo realiza. Asegúrate que te pones en manos de profesionales que conozcan perfectamente tu musculatura facial y evitar así los resultados indeseados.
  7. La inyección es dolorosa: Falso. Al igual que el punto anterior debes ponerte wp themes en manos de un buen profesional. Las agujas son muy finas y los doctores suelen aplicar, no en todos los casos, una pomada para reducir la sensibilidad.
  8. Cuando se deja de aplicar se notan más las arrugas: Falso. El efecto de la toxina botulínica es cierto que va desapareciendo, pero las arrugas nuevas no son más pronunciadas que las anteriores, sino siempre menos. Esto se debe a que nos acostumbramos a ver la piel lisa, y como esta neurotoxina no frena el envejecimiento de la piel, al aparecer una nueva arruga parece más pronunciada.

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.