La toxina botulínica: producto 10 para las arrugas de expresión

La toxina botulínica: producto 10 para las arrugas de expresión
Centro profesional en el que se realizan tratamientos de Medicina Estética. La gran naturalidad de sus resultados, la seguridad de sus materiales y la claridad de sus explicaciones avalan su éxito.
Creación: 4 ago 2015 · Actualización: 21 sep 2021

 La infiltración de toxina botulínica de tipo A, ideal para el tratamiento estético de las arrugas faciales debidas a la expresión y mímica de la musculatura facial. La Toxina botulínica es un complejo neurotóxico que actúa relajando la musculatura.

¿Qué ventajas ofrece?

  • Hace desaparecer las patas de gallo, las arrugas del entrecejo y de la frente levantando ligeramente las cejas hacia arriba, dando un aspecto más relajado y joven.
  • No necesita anestesia.
  • No requiere pruebas alérgicas.
  • Tiene óptimos resultados en el contorno facial, dando un aspecto más natural que los productos de relleno ( aunque también pueden combinarse ambos tratamientos ).
  • Se puede aplicar en cualquier época del año.
  • Los resultados son visibles entre el tercer y quinto día.

¿Quiénes pueden beneficiarse? 

Aquellos pacientes jóvenes con primeras arrugas de expresión. En personas de edad, combinando con otras terapias como los productos de relleno, peeling químicos, dermoabrasiones.

¿Qué efectos secundarios podemos tener? 

Pequeños hematomas que desaparecen en el transcurso de días y que se pueden disimular con maquillaje. También cefaleas, que normalmente son transitorias o problemas derivados de una mala aplicación.

¿Cuándo está contraindicado? 

​En el embarazo, en pacientes tratados con anticoagulantes y en aquellos pacientes que padecen coagulopatías.

¿Cuántas sesiones son necesarias? 

​En un 95% de los casos, tras la primera sesión se necesitan pequeños retoques. Entre las primeras sesiones deben transcurrir seis meses, siendo la tercera sesión pasados ocho meses y, finalmente, una sesión anual como mantenimiento.

¿Cuál es la técnica?

​Inyección a dosis muy bajas de la toxina, con aguja muy fina y en pequeñas gotas de forma superficial en la zona a tratar.

Además, la toxina botulinica también es un tratamiento efectivo para la hiperhidrosis axilar y palmar.

La infiltración de toxina botulínica de tipo A es ideal para el tratamiento estético de las arrugas faciales debidas a la expresión y mímica de la musculatura facial. La toxina botulínica es un complejo neurotóxico que actúa relajando la musculatura.

Se puede decir que es el tratamiento estrella de la Medicina Estética facial.

Generalmente se aplica en consulta de forma ambulatoria, en el tercio superior facial consiguiendo un resultado de relajación y rejuvenecimiento facial natural entre el tercer y el quinto día de su infiltración.

No necesita anestesia, se puede aplicar en cualquier época del año y se puede combinar con otros tratamientos tanto médicos como quirúrgicos como el lifting de cara y cuello (ya sea completo o parcial), o el minilifting, o la blefaroplastia tanto de párpados superiores como de los inferiores en cuanto a tratamientos quirúrgicos; y en cuanto a tratamientos médico-estéticos se puede combinar con tratamientos de rellenos faciales, peeling químicos y/ó regeneración cutánea facial.

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.