España, entre los 10 países del mundo donde más toxina botulínica se utiliza

España, entre los 10 países del mundo donde más toxina botulínica se utiliza
Bótox: cómo obtener los mejores resultados
Red de clínicas que vela por resolver las inquietudes estéticas mediante cirugías y tratamientos médico-estéticos personalizados combinando la eficacia con la máxima personalización y atención.
Creación: 19 dic 2013 · Actualización: 22 sep 2021

Toxina botulínica: de su original aplicación en medicina tradicional, a su uso en medicina estética

Vernon Brooks, en la década de los cincuenta, muestra como la toxina botulínica es capaz de bloquear la liberación del neurotransmisor acetilcolina en los extremos de los nervios motores, modificando así la capacidad de contracción de la musculatura. Este hallazgo hace posible que Alan Scout pueda aplicarla como tratamiento para el estrabismo en la década de los 70. En esta patología ocular existe una hipertonía de la musculatura y al limitar la acción de la acetilcolina sobre la misma, se observaba una mejor acomodación visual.

En el año 87, el matrimonio Carruthers observa resultados de atenuación de las arrugas perioculares ("patas de gallo") durante el de los espasmos oculares sobre sus pacientes, usando toxina botulínica. Deciden iniciar un estudio al respecto, para su aplicación como tratamiento médico estético, que es presentado en el año 1991 a la comunidad científica.

La toxina botulínica, hoy

Lo primero y más importante es acudir a un buen profesional. Afortunadamente la época de intrusismo de personal no- médico está prácticamente erradicada y hoy en día, todo el mundo desconfía cuando el tratamiento no es realizado por un médico cualificado. España es uno de los diez países del mundo donde más tratamientos con toxina botulínica se realizan, y sus profesionales están perfectamente formados para que el paciente consiga unos resultados altamente satisfactorios.

Lo más importante durante el diagnóstico médico es observar detenidamente la gesticulación del paciente:la mímica facial depende de un gran número de fibras musculares y es necesario conocer a la perfección la distribución anatómica de cada una de ellas para infiltrar la toxina botulínica de manera estratégica.

Los mejores resultados se obtienen cuando se tratan las fibras en conjunto, y no de manera aislada. El rostro conservará así la armonía en todos sus movimientos, sin ver descompensado el equilibrio gestual.

Los efectos tras la infiltración de toxina botulínica comienzan a hacerse patentes entre el tercer y el quinto día post-infiltración, de manera paulatina. Pasados diez días, podemos concluir que el aspecto que luzca el paciente será el definitivo.

La duración del efecto de la toxina botulínica depende principalmente de la fuerza muscular de cada paciente y de su capacidad de gesticulación.

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.