Bótox® o Dysport®: ¿cuál es mejor para mis arrugas?

Bótox® o Dysport®: ¿cuál es mejor para mis arrugas?
Licenciada en Periodismo y Máster en Relaciones públicas y Gabinetes de Comunicación. Me encanta escribir y comunicarme con los demás. Actualmente, redacto contenidos y artículos en Multiestetica.
Creación: 12 jun 2017 · Actualización: 13 sep 2021

El paso de los años no perdona: patas de gallo, arrugas en el entrecejo, surcos nasogenianos, código de barras, etc. Para combatir la aparición de las arrugas y retrasar los efectos del envejecimiento contamos con distintos tratamientos.

Los que mejores resultados están ofreciendo son el Botox®, mundialmente famoso por ser el tratamiento estrella contra las arrugas, y Dysport® , que está dando unos resultados sorprendentes. Veamos en qué consiste cada uno y cuál es mejor según las arrugas que tengamos.

Diferencias y similitudes entre Botox® y Dysport®

Se trata de dos medicamentos cuyo principio activo es la toxina botulínica de tipo A, pero, a pesar de ello, sendos tratamientos entrañan algunas diferencias. Mencionaremos las más importantes:

  • La concentración de toxina en Dysport® es inferior a la que presenta Botox®. La consecuencia de ello es que con menor cantidad de Botox® se notan resultados sorprendentes. Y esto también afecta a las dosis, pues una unidad de Botox® equivale, aproximadamente, a tres de Dysport®.
  • Dyspor® tiende a diluirse mejor que Botox®, que se queda más concentrado en la zona donde se ha inyectado. De este modo, con menos inyecciones se pueden abarcar áreas mayores, puesto que el primero se expande más y mejor.
  • Su menor concentración hace que algunos especialistas se inclinen por Dysport® como la sustancia que mayor naturalidad aporta a sus resultados.
  • Con Dysport® se notan antes los efectos. Al estar menos concentrado, se diluye mejor y, por tanto, se absorbe más rápidamente. Así, en tan solo 24 o 48 horas podemos apreciar los primeros resultados. En el caso del Botox®, se necesitarán entre 3 y 7 días para notar los efectos.

↪️ Relacionado: 10 cosas que debes saber antes realizarte un tratamiento con toxina botulínica 

Con Dysport® se notan antes los efectos
Dysport®

Por su parte, entre las similitudes hemos de destacar las siguientes:

  • Las dos sustancias son toxinas botulínicas de tipo A y han sido aprobadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA).
  • Ambos tratamientos consistes en inyectar la sustancia en el área que deseemos tratar, es decir, en la zona cuyas arrugas queramos eliminar.
  • Los dos principios actúan de manera similar en nuestra piel, puesto que tanto Botox® como Dysport® bloquean de manera temporal los músculos faciales que deseemos, por lo que estos no se contraerán ni, por consiguiente, provocarán arrugas faciales cuando gesticulemos.
  • Son tratamientos temporales que deben repetirse al cabo de unos meses. Los efectos suelen prolongarse entre tres y seis meses, por lo que, pasado ese tiempo, habrá que inyectarse nuevamente toxina para disfrutar de una piel tersa y sin arrugas.
  • Los resultados de la aplicación de ambos son muy naturales.
  • Son eficaces para reducir y eliminar las arrugas faciales, ya que ambos funcionan igual: bloquean los músculos faciales elegidos para que su contracción al hablar, reír o comer no refleje arrugas. La mayor o menor concentración de toxina entre uno y otro medicamento no incide en su eficacia ni en los resultados, ni siquiera en la duración de los mismos, sino en la cantidad de unidades que empleará el médico durante el tratamiento antiedad y que será determinada por este profesional.
  • El precio entre una y otra toxina puede variar, pues el precio de la unidad de Dysport® es más económico (entre 4 y 6 euros aproximadamente) que el de Botox® (que puede oscilar entre 9 y 18 euros). Pero no nos confundamos: como Botox® presenta mayor concentración de toxina botulínica que Dysport®, serán necesarias menos unidades, por lo que el precio final será muy parecido.

↪️ Relacionado: Todo lo que debes saber sobre la toxina botulínica 

¿Cuál es mejor para mis arrugas?

Dysport®
Algunos profesionales prefieren inyectar Dysport® cuando estas se encuentran en zonas próximas a los ojos, como las patas de gallo o el entrecejo

Lo primero que tenemos que aclarar es que tanto ambos son dos tratamientos que deben ser administrados por médicos especializados en medicina estética y con experiencia en el empleo de sendos productos. En el caso de Dysport®, debido a sus propiedades, que atañen a la baja concentración de la toxina y a que esta está más diluida, lo que contribuye a que se expanda mejor, una mala praxis puede afectar a una zona más extensa de la cara, con las consecuencias negativas que ello conlleva: caídas de párpados o de cejas, parálisis temporal de algunos músculos faciales, resultados menos naturales…

También será el médico el que determine el número de unidades y, por tanto, de sesiones que cada paciente necesita. Este profesional valorará el tipo de arrugas que presenta y definirá cuál es el producto más recomendable.

De manera general, Dysport® se suele aplicar para reducir las líneas de expresión, pues su menor concentración resulta muy eficaz para estas pequeñas marcas. En cambio, si lo que queremos es eliminar o, al menos, reducir de manera significativa arrugas más señaladas, el médico podrá recomendar el uso de Botox®, pues su mayor concentración y focalización resultan más efectivas para combatir arrugas más marcadas.

Ello en cuanto al tipo de arruga. Por lo que respecta a las áreas donde estas se localizan, muchos profesionales prefieren inyectar Dysport® cuando estas se encuentran en zonas próximas a los ojos, como las patas de gallo o el entrecejo. Parece ser que la rapidez de los efectos que proporciona y la menor concentración del producto lo convierten en la elección más habitual para combatir las arrugas de esta zona de la cara.

Botox® y Dysport®, aplicados siempre por un profesional

Lo hemos dicho ya en multitud de ocasiones, pero lo repetimos. Aunque a priori pueda parecer que estos tratamientos son sencillos si se comparan con un aumento de pecho o una abdominoplastia, por ejemplo, requieren igualmente de la pericia y los conocimientos de anatomía facial que solo tienen los profesionales en medicina estética. Son estos especialistas los que estudiarán tu rostro y tu anatomía, evaluarán tus arrugas, analizarán los efectos, los riesgos y las contraindicaciones en cada caso, y aplicarán de manera seria y responsable el mejor tratamiento de rejuvenecimiento con toxina botulínica. Recuerda que ponerse en manos de una persona que no es un profesional acreditado puede acarrear resultados poco afortunados o secuelas negativas, como parálisis facial, párpados o cejas caídas, contracción muscular, efectos poco naturales, etc.

Si quieres conocer los médicos especializados en toxina botulínica, haz clic aquí.

↪️ ¿Conocías las diferencias entre estas dos marcas? ¿Has probado alguno o tienes pensado hacerte algún tratamiento anti arrugas? Nuestro foro es el espacio ideal para compartir tus dudas

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.