Blefaroplastia inferior: ¿qué es?

Blefaroplastia inferior: ¿qué es?
Con una década de experiencia en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética, le han servido para ser miembro de la SECPRE, SETGRA y socio fundador de Cirujanos Plásticos de Barcelona SLP
Creación: 2 sep 2015 · Actualización: 28 oct 2020

La blefaroplastia inferior es una técnica bastante más compleja que la blefaroplastia superior pero el efecto rejuvenecedor que produce en el rostro es espectacular.

En el párpado inferior podemos tener hasta tres problemas distintos: una ojera demasiado marcada, un exceso de bolsas de grasa y un excedente cutáneo por excesiva laxitud en la piel.

Cuando el problema son las bolsas pero la piel presenta una buena elasticidad, éstas pueden eliminarse a través de una pequeña incisión en la conjuntiva ocular o en la propia piel. Estas incisiones son tan pequeñas que resultan invisibles en unos días. La vía transconjuntival es muy interesante pero ésta no nos permitirá corregir los otros problemas que hemos comentado y que pueden darse de forma conjunta.

Por otro lado, si el problema es un exceso de piel, será necesario realizar una blefaroplastia transcutánea, es decir, recortando toda la piel sobrante y tensando bien el párpado para que quede firme y estirada. La cicatriz resultante a lo largo del reborde de las pestañas resultará prácticamente imperceptible en unos dos meses. Durante estos primeros meses se podrá ver una delgada línea rojiza que puede disimularse con gran facilidad usando correctores o maquillaje.

Si el problema es un exceso de ojeras o "surco de las lágrimas", será necesario rellenar dicho surco con ácido hialurónico, con autoinjertos de grasa (nanofat grafting) o, mejor todavía, con el remanente de las propias bolsas grasas del paciente. Ésta es una región dónde la piel es muy delgada y delicada, por lo que es habitual que aparezcan moretones usemos el relleno que usemos. Además, es de las pocas zonas del cuerpo dónde no hay hialuronidasa (el enzima que regula la presencia de ácido hialurónico en la piel), por lo que los rellenos con ácido hialurónico son más duraderos pero causan más inflamación que en otras regiones. La mejor opción es usar las propias bolsas del paciente para rellenar este surco. En el caso de usar ácido hialurónico, deberemos usar siempre un producto especializado en esta región concreta.

Todas estas intervenciones son eficaces y relativamente sencillas, pero deberemis seleccionar la técnica o combinación de técnicas adecuada para cada paciente concreto. Podríamos decir que lo más complejo de esta cirugía es realizar un buen diagnóstico y proponer una intervención 100% personalizada.

Todas estas técnicas pueden realizarse de forma aislada o combinada según el caso para adaptar la cirugía al paciente y no el paciente a la cirugía que estemos más acostumbrados a hacer. 

Habitualmente es una intervención que puede realizarse  bajo anestesia local y sin ingreso. Los puntos se retiran en una semana y la recuperación suele ser muy rápida aunque es habitual que se produzcan más moretones e hinchazón que con la blefaroplastia superior. La recuperación debe ser completamente indolora aunque puede producirse cierta sequedad ocular los primeros días que ocasione pequeñas molestias como de "arenilla" en el ojo.

Es una cirugía con muy pocos efectos secundarios o complicaciones posibles. La más frecuente es la sequedad ocular y sensación de arenilla que ya hemos comentado. Esta complicación es sencilla de controlar usando los colirios y pomadas recomendados durante el primer mes y, en ningún caso, es una complicación grave. Si la sequedad ocular no se cuida correctamente, ésta puede derivar a una complicación más importante como son las úlceras corneales. Estas úlceras suponen una erosión de la córnea, lo cual puede producir bastante molestia. Las úlceras corneales tampoco son una complicación grave en sí mismas pero pueden tardar bastantes semanas en curarse.

La complicación más temida en este tipo de intervención es la retracción palpebral. Esta complicación supone la apertura excesiva del párpado inferior, ocasionando sequedad ocular y un resultado estéticamente no aceptable. Dicha complicación es extremadamente rara cuando se realiza una técnica correcta, por lo que es imprescindible que la blefaroplastia inferior sea realizada siempre por un cirujano plástico con experiencia y no por otros especialistas. 

En el caso de que ocurra una retracción palpebral, la corrección suele ser sencilla y no debe dejar ningún tipo de secuela. No obstante, vuelve a ser de vital importancia ponerse en manos de un cirujano plástico experimentado para acometer esta corrección.

En definitiva, la blefaroplastia inferior es una técnica relativamente sencilla con unos resultados espectaculares en cuanto a rejuvenecimiento facial pero que requiere mayor grado de experiencia por parte del cirujano tanto a nivel técnico como para ofrecer una intervención 100% personalizada y eficaz.

La información que aparece en Multiestetica.com en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.