Balón intragástrico, una buena alternativa para quienes deseen bajar de peso

Balón intragástrico, una buena alternativa para quienes deseen bajar de peso
Pia Castillo
Pia Castillo
Periodista. Mi pasión es comunicar, dando a conocer información útil y veraz, que aporte a mejorar la calidad de vida de las personas.
Creación: 15 dic 2015 · Actualización: 13 ene 2020

La operación de balón intragástrico permite reducir la ingesta de alimentos y aumentar la sensación de saciedad. Se trata de una intervención que pretende que el paciente pierda de peso.

Pero dicha pérdida de kilos no solo depende del dispositivo situado en el estómago. También es necesario que los pacientes que se han sometido a esta operación sigan una dieta específica que complemente el trabajo del balón, favoreciendo la bajada de peso.

La obesidad ha sido catalogada como la enfermedad del SXXI, siendo una epidemia no sólo en España, sino también en el mundo. Según estudios, se prevé que para el 2030, alrededor de 27 millones de adultos españoles, tendrá problemas de obesidad o sobrepeso, estiman las cifras arrojadas por el Institut Hospital del Mar d'Investigacions Mèdiques (IMIM) y médicos del Hospital del Mar.

La mala noticia es que este problema va en crecimiento y se cree que cada década que pasa aumentan los casos en 3 millones de personas.

Malos hábitos alimenticios, sedentarismo, tabaquismo en general son los principales factores que inciden al desarrollo de esta enfermedad.

La buena noticia, es que gracias a los avances en la medicina, específicamente en el parea bariátrica, los pacientes con obesidad tienen más y mejores alternativas para tratar este problema de manera exitosa.

¿Cómo se mide la obesidad?

La obesidad se mide calculando el Índice de Masa Corporal IMC, el cual se calcula tomando el peso de una persona y su estatura. Se considera sobre peso cuando el IMC está entre 25% y 29,9%. Con índices sobre el 30% es considerado como obesidad.

En esa línea, un balón intragástrico es uno de los métodos más efectivos para perder peso en pacientes con obesidad.

¿A quiénes se recomienda esta intervención?

Se recomienda a pacientes que necesiten perder entre 12 a 20 kilos. También está recomendada para personas que tengan enfermedades metabólicas, cardiacas o respiratorias y que una potencial subida de peso pueda ser un gran riesgo para su salud.

No está indicado para mujeres embarazadas o en período de lactancia.

🔎Artículo relacionado: Estado actual de la cirugía bariátrica en España

Balón intragástrico
El balón intragástrico está recomendado para pacientes con sobrepeso u obesidad moderada que quieran adelgazar para evitar enfermedades asociadas

¿Cómo nos podemos preparar para la intervención?

Lo primero que recomendará el cirujano será un cambio en los hábitos alimenticios, apostando por alimentos sanos, naturales y variados. Esto, debido a que antes de cualquier intervención el paciente debe demostrar que está preparado para realizar cambios en su rutina alimenticia con hábitos más saludables.

También el médico le pedirá que suspenda algún tipo de medicamento como la aspirina, que impidan la correcta cicatrización post operatoria.

Así mismo, le recomendará evitar el consumo de tabaco y alcohol, las semanas previas a la intervención, con la finalidad de prevenir riesgos asociados a una mala cicatrización.

¿Cómo se realiza la intervención?

Lo primero es sedar al paciente. Luego el equipo médico, con la ayuda de una cámara endoscópica verificará que todo esté en orden y que no existan anomalías en el estómago. Como paso siguiente se introduce el balón gástrico en el estómago, el cual es rellenado con una solución salina, cerrando la válvula.

Este se rellena, según el peso y altura del paciente. Lo óptimo es que ocupe un 30% a un 40% del volumen del estómago.

Durante el tiempo que el balón permanezca en nuestro intestino, no se podrá consumir los mismos alimentos ni la misma cantidad. Para ello, el médico elaborará un programa de dietas que el paciente deberá seguir durante las seis comidas en las que se articulan, dietas que se modificarán conforme avance el tratamiento.

Presentamos aquí unas líneas que pretenden aclarar qué debemos comer durante los primeros días tras esta intervención.

  • El día siguiente a la operación nuestra dieta consistirá en la ingesta única y exclusivamente de líquidos, ingesta que no deberá superar los 100 ml. Se beberán solo bebidas naturales, evitando bebidas gaseosas y con cafeína o teína. Lo más aconsejable son los zumos de fruta fresca (pera, manzana…). Continuaremos con infusiones, caldos de verdura, en la tercera comida, zumos, de nuevo caldos y, para finalizar el día, zumos otra vez.

     Por supuesto todo ello, se deberá complementar con la toma de al menos 2L de agua.

  • Desde el segundo día al quinto el médico especialista dictará una dieta blanda basada en gelatina, sopas, purés de verduras, lácteos (solo leches y yogures desnatados y sin lactosa), pescados y huevos hervidos. No se podrán incorporar a los platos aditivos ni condimentos, ni siquiera el aceite.
  • A partir del sexto día el profesional incorporará el ejercicio físico a la dieta, lo que favorecerá el descenso de peso. Pero no olvide que deberá seguir respetando las cantidades y los tiempos, así como el consumo moderado de alimentos y una actividad física tranquila, como caminar.

Con las dietas lo que se pretende es estimular y ayudar al balón gástrico, pero además concienciar al paciente sobre la importancia de modificar su estilo de vida. El objetivo principal es educar sobre cómo comer y qué comer. Se trata de que cuando termine el tratamiento se pueda conservar la forma física y se eviten coger kilos de más. Se desea que la dieta no sea tanto algo temporal, sino que se convierta en un hábito, sano, saludable, natural y beneficioso tanto para la salud como para la forma física del paciente. Por ello, su seguimiento y la práctica de ejercicio físico suave y moderado son tan importantes tras esta intervención.

🔎Artículo relacionado: Programa de pérdida de peso con balón elipse

Balón intragástrico
Baja sustancial de peso, cambios en la rutina alimenticia y bajar los riesgos de enfermedades ligadas a la obesidad, son los principales objetivos de esta intervención

¿Cuáles son los riesgos asociados a esta intervención?

Como en toda cirugía existen riesgos asociados y aunque se trata de una intervención poco invasiva, podrían existir algunas complicaciones como experimentar mareos, vómitos, dolor abdominal y en algunos casos aislados, podría provocar un tipo de rechazo por lo que el balón tendría que ser retirado.

¿Cuáles son las principales ventajas?

  • Es una cirugía poco invasiva, ya que se realiza a través de endoscopia.
  • El paciente mejora sustancialmente su calidad de vida gracias a que logra bajar de peso y modificar sus hábitos alimenticios.
  • Se logran mejorar los índices de colesterol y baja el riesgo de enfermedades asociadas como la diabetes, problemas cardiacos, entre otros.

👉¿Te realizaste un tratamiento con balón intragástrico para bajar de peso? ¿Te gustaron tus resultados? Te invitamos a compartir tu experiencia en nuestro foro

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

Las informaciones que aparecen en Multiestetica.com en ningún caso pueden sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.com no hace apología de un producto comercial o de un servicio.