Armonía Facial en el rostro masculino: "Power Face"

Armonía Facial en el rostro masculino: "Power Face"

Cada vez son más los hombres que buscan mejorar sus proporciones faciales (armonía facial) en nuestra práctica habitual. Son adultos contemporáneos, normalmente entre 35-55 años. Muchas veces no saben exactamente que necesitan para conseguirlo, recuerdan que desde siempre han tenido una desproporción facial leve o moderada (mucho o poco mentón, una cara larga o excesivamente redonda), y con el transcurso de los años el problema se ha hecho más pronunciado.

¿Cuál Es El Procedimiento Para Recuperar (O Establecer De Nuevo) Una Armonía Facial?

Pues todo comienza en la primera consulta, ya sea online o presencial. Una parte depende de las expectativas del paciente (que deben ser realistas), y otra depende de lo que nos revele el estudio fotográfico y cefalométrico.

Existe una importancia fundamental en el manejo del tercio inferior facial. El profesor Hermann Sailer ya describía este efecto acuñando el término de "power face" al relacionar el éxito profesional, social y sexual con el perfil armónico facial levemente biprotrusivo que adquirían hombres sometidos a cirugía para tratar la apnea obstructiva del sueño (problema respiratorio durante el sueño que suele responder muy bien a la cirugía ortofacial con avances de maxila, mandíbula y mentón).

La forma habitual de establecer la posición ideal del tercio inferior facial cuando se busca un rostro masculino armónico se inicia usando como referencia la línea vertical de González-Ulloa o Meridiano. Esta surge después de identificar el plano horizontal Frankfort con una intersección perpendicular a nivel del nasion ( la parte más cóncava que surge al unirse la nariz y la frente). Si el labio superior hace contacto con esta línea conformaría un perfil biométrico clásico. Si el labio queda detrás o delante establecería entonces un perfil retro o protruído respectivamente. Los cánones actuales de belleza presentan una tendencia hacia la protrusión (desplazamiento) leve o moderada de entre 6-12 mms. Mees et al en el 2013(1) (OECBM IV) hacen un interesante estudio que demuestra una clara aceptación del público en general al otorgar grados de belleza en distintos rostros con avances maxilo-mandibulares múltiples. Mejor lo vemos en la fotografía de perfil.

Procedimiento Habitual

El power-face generalmente consiste en reposicionar la mandíbula y la maxila hacia adelante, expandiendo los tejidos y luego valorar si hace falta ajustar el mentón, los ángulos de la mandíbula y los pómulos. Cuando hay maxilares estrechos lo recomendable es expandirlos unos meses antes de la cirugía o en algunos casos en el mismo tiempo quirúrgico.

La búsqueda de la armonía y belleza facial ha ido cambiando en el último siglo, con una mayor tendencia y globalización del canon occidental, probablemente producto de la influencia internacional del cine y la moda. Los principios para un rostro atractivo inequívocamente se basan en la simetría, la búsqueda de las proporciones adecuadas, la expansión y la convexidad. Modificar la estructura ósea para que luego el tejido blando abrace el marco óseo de una forma natural es la mejor manera de conseguir el resultado perfecto para cada rostro.

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!

0 comentarios

Publicidad

Consulta al doctor