Aclaramos dudas sobre las Prótesis PIP

Aclaramos dudas sobre las Prótesis PIP
Carolina Márquez
Carolina Márquez
Editora y redactora de profesión. Desde hace más de 5 años creo contenido informativo médico-científico, salud y estética.
Creación: 11 dic 2013 · Actualización: 16 jul 2019

El Dr. Javier Moreno Marín, Presidente de la Unión Profesional de Médicos y Cirujanos Estéticos de España, concede una entrevista a Multiestetica.com para aclarar dudas sobre el escándalo PIP y explicar cómo se ha vivido este proceso por parte de los cirujanos afectados.

¿Cuál fue la reacción de la Unión de Profesionales de Médicos y Cirujanos Estéticos de España ante la noticia de la problemática de las prótesis PIP?

Un poco de alarma al principio. Después buscamos información de la situación en otros países y tuvimos una reacción molesta por el despropósito que había sucedido con un producto que, evidentemente, debe llevar un marchamo de absoluta garantía para no causar problemas de salud.

Estábamos indignados hasta el punto de que los servicios jurídicos de la Unión pensaron en hacer una acusación profesional contra el Ministerio de Sanidad, para que no se pensara que los cirujanos eran los culpables. Quedaban mal ellos y un cirujano nunca pondría un producto nocivo a sabiendas.

Finalmente hemos ido dejando pasar el tiempo porque en febrero de 2012 se hizo un protocolo para la extracción de estos implantes a partir de los datos que se iban reuniendo de las afectadas.

Desde el dos de marzo de 2012 hasta ahora, se ha hecho una evaluación importante con un comité de expertos español que ha sacado unas conclusiones unidas a las que se ha llegado también desde el comité europeo.

Este protocolo ha servido para saber si estas prótesis suponían un problema grave para la salud de la paciente o solo alteraciones pormenorizadas. Se ha llegado a la conclusión de que, en ningún caso, se está produciendo ninguna patología de índole importante a causa de las PIP.

¿Se ha comprobado si los casos de cáncer entre las afectadas están relacionados con el hecho de ser portadora PIP?

No, la primera de las conclusiones a las que se llegó, tanto desde España como desde el comité europeo, es que no hay una relación directa entre la rotura de esta prótesis con el hecho de padecer cáncer o linfoma o alteración de células. Sí es cierto que se producen irritaciones, inflamaciones… pero ninguna de estas mujeres ha presentado un cáncer relacionado con las prótesis defectuosas.

Hay que tranquilizar a la población. Que no se alarmen porque no hay ninguna relación entre la presencia de una prótesis PIP y la aparición de un cáncer.

PIP4.png

Se estima que 80.000 mujeres en todo el mundo se han visto afectadas por las PIP. Foto de Guidaestetica.it

Según la UP, ¿quién es el responsable de esta situación?

Haciendo un recorrido por las distintas informaciones de las que disponemos actualmente, nosotros creemos que en España ha habido un fallo en el control y la vigilancia de los productos sanitarios, puesto que ha pasado mucho tiempo desde que estos implantes se vendieron y el momento en el que se disparó la alarma de que estos productos no reunían las condiciones necesarias.

Tenemos una sentencia muy reciente, que todavía no es firme, en la que se responsabiliza al certificador de los implantes mamarios, en la que se demuestra que no han cumplido con la correcta valoración y vigencia de estos productos, que se han vendido en 65 países y que afectan a una totalidad estimada de 80.000 pacientes. En Francia hay 30.000 mujeres afectadas y ya tenemos datos de que el 50% de ellas han sido intervenidas y se les han retirado los implantes.

La noticia sobre la sentencia fue pública el 14 de noviembre. Esta sentencia dice que las afectadas deben ser indemnizadas con 3.000 euros. La idea es que todas las personas que hagan la denuncia a esta empresa, llamada Tüv-Rheinland, sean indemnizadas.

En diciembre tendría que salir esta sentencia en firme. En el juicio penal que se celebró en Marsella, la fiscalía también pidió años de cárcel para el fundador de Polyimplant Prothêse. También le condenan a una multa monetaria y a la inhabilitación de por vida.

En España, la autoridad sanitaria no ha cumplido con los mecanismos de control y ha permitido que este implante se esté ofreciendo sin conocimiento de sus defectos.

¿A qué precio se vendían estos implantes a los cirujanos y a las pacientes?

El precio era el mismo que el de cualquier otra marca. El valor de estas prótesis es idéntico en los parámetros en que se mueve el resto de la competencia. Los cirujanos no se han lucrado en este sentido. El cirujano ha comprado esas prótesis como podría haber comprado cualquier otra.

¿De qué están hechas las prótesis PIP?

La diferencia entre las prótesis PIP y los implantes de otras marcas es que las primeras tienen más tendencia a la rotura. Cuando se dio la voz de alarma, no había ningún estudio estadístico sobre la incidencia de rotura de estas prótesis aún.

Cuando ha habido una indicación médica para retirar las prótesis PIP ha sido por rotura en un 26% de los casos. Estadísticamente se rompen tras 5 años en un 9,7% de los casos. De cada cien implantaciones, prácticamente 10 pacientes van a experimentar alguna rotura. Pero esta posibilidad puede aumentar hasta más del 40% al llegar a los 10 años de la implantación. El riesgo de rotura de una prótesis de otras marcas es del 2 al 15%, frente a este 40% del que hemos hablado.

Es cierto que otras PIP tienen roturas silentes, es decir, sin ruido, y si la paciente no se somete a un estudio no se conocerá el caso y no se contará en estos estudios que se han hecho desde marzo de 2012 hasta ahora.

Lo aconsejable es que primero una paciente tenga la absoluta certeza de que lleva las PIP. Normalmente en la clínica tienen un resguardo del implante y la clínica también tiene un registro de las prótesis. Una vez confirmado que tiene PIP, el siguiente paso es que hable con la clínica donde fue intervenida y con el cirujano que la operó. Este cirujano, u otro, o si la clínica ha desaparecido deberá acudir a las delegaciones de su comunidad autónoma, le realizarán un estudio radiológico. Cierto es que con pruebas simples a veces no se puede diagnosticar una rotura, pero hay pruebas más contundentes, como la resonancia magnética. En este caso, una vez confirmado el estado de las próteis, le diremos que piense de una forma tranquila, sin prisa pero sin pausa, en quitársela. Si la prótesis está íntegra no se corre ningún riesgo, pero claro, sí que hay que asumir que esta prótesis tiene más tendencia a la rotura.

Desde la UP creemos que, visto el problema y el agobio psicológico que produce el hecho de llevar PIP, lo mejor es que planifiquen directamente la extracción, sea cual sea su caso. Si la prótesis está rota, no con urgencia pero sí enseguida, hay que proceder a la extracción y limpiado de la zona. En el caso de que la paciente no entienda que debe someterse a una nueva cirugía, si no tiene la prótesis rota puede realizarse cada 6 meses consultas radiológicas para ver el estado.

PIP2.png

Las prótesis PIP se rompen hasta en un 40% de casos. Foto de Guidaestetica.it

¿Y quién paga estas pruebas y nuevas intervenciones?

En España existen dos casos distintos. Por un lado, están las pacientes que fueron intervenidas en el sistema público de salud por motivo de mastectomía (por casos de cáncer). En esta situación, el Ministerio de Sanidad se encarga, según han dicho, de reponer una nueva prótesis con cargo a la sanidad pública.

En ningún caso la Sanidad Pública Española contempla la sustitución o el pago de unas prótesis nuevas en otras pacientes afectadas, porque entiende que su cartera de servicio está exenta de la cirugía estética y tanto en España como en los otros 65 países, la gran mayoría de estas intervenciones ha sido por motivos estéticos.

La polémica se suscita de que en Francia, principal país afectado, la Seguridad Social francesa sí se va a ocupar de restituir los cambios de prótesis, pero en España no.

La cirujanos de la Unión que, por desgracia, se han tenido que ver afectados por el problema, se han ofrecido de forma voluntaria y sin coste para la paciente a restituir unas prótesis nuevas. El que no cobra es el cirujano, pero la intervenida sí tiene que pagar las prótesis y los servicios del anestesista, etc.

¿Y si una afectada no puede pagarse esta intervención?

Ahora se ha abierto una nueva posibilidad con esta sentencia de la que hablábamos. Los servicios jurídicos de cada paciente pueden reclamar a esta empresa alemana Tüv-Rheinland esa indemnización de 3000 euros. Es la vía más recomendable.

Si según datos de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios y el Comité Científico de Riesgos para la Salud Emergentes y Nuevamente identificados de la Comisión Europea las prótesis PIP no suponen riesgos superiores que otras prótesis, ¿por qué se recomienda su extracción? ¿No cree que son datos que dan lugar a confusión?

Siempre estamos un poco en la misma historia. Cuando se da una noticia de esta envergadura las opiniones son diversas y confusas al principio, y hasta que no se aclaran los términos con datos como los que tenemos ahora hay quien aconseja de un modo o de otro.

La realidad es la que he comentado: si sabemos que tenemos PIP, nos ponemos en contacto con la clínica si la intervención primera fue privada, se habla con el cirujano, se solicitan pruebas, se comprueba el estado de las prótesis y se toma la decisión de una cirugía inmediata o planificada. Hay que olvidarse de que esta situación puede producir un cáncer o cualquier otro tipo de afectación que suponga un grave riesgo para la salud. Esto está descartado y lo han dicho desde los comités nacionales y europeos. Puede haber afectaciones más leves y, sobre todo, graves consecuencias psicológicas.

Actualmente tenemos datos suficientes para tranquilizar a la población.

Esta es una noticia que ha aparecido en los medios en las últimas semanas: “Los componentes que se han localizado hasta el momento en las prótesis mamarias PIP no son tóxicos, se deduce a priori que no debería originar graves problemas de salud, pero los más cautos aconsejan que se retiren y en el caso de rotura, se debe (y de forma urgente) retirar el gel de los tejidos." Teniendo en cuenta esta noticia, ¿se trata de una medida cauta o necesaria?

Necesaria, sobre todo por el grado de alarma que hemos tenido y por la afectación psicológica de las portadoras que, evidentemente, influirá en el resto de la salud física de la paciente.

El Ministerio de Sanidad envió un comunicado hace poco más de un mes hablando de esta urgencia. ¿Por qué no dieron la voz de alarma antes?

Porque al principio había mucha confusión, no se sabía cuántas pacientes estaban afectadas, no se habían contabilizado las personas que tenían PIP… A veces, cuando viene una ola de este calibre, la autoridad sanitaria no cuenta con los recursos necesarios para poner sobre la mesa el problema y dar respuesta a la inquietud que se ha formado.

Yo di una rueda de prensa en Madrid y con los datos que teníamos era muy difícil dar respuestas: nadie sabía qué estaba pasando. Se podría haber actuado con más celebridad, sí, pero nadie sabía la catástrofe que iba a suponer.

PIP1.png

La Sanidad española no ha sabido dar respuesta a un problema de tan gran magnitud. Foto de Guidaestetica.it

¿Qué puede suponer para la paciente que una prótesis PIP se rompa sin haberla extraído?

Hasta ahora lo que dice el dictamen: irritación, inflamación, afectación ganglionar… pero esto se puede dar con esta u otras sustancias.

Para evitar estas secuelas hay que hacer la explantación y la limpieza de la cavidad. A no ser que se deje tiempo para que ese gel migre a otros tejidos, caso en el que se podrían dar circunstancias adversas de mayor magnitud, no hay de qué preocuparse. Hay que ser mucho más cauto con estas roturas que con roturas de gel cohesivo, esto es cierto, aunque en cualquier caso siempre la recomendación es que si hay una rotura de una prótesis de silicona, sea cual sea su marca, se retire.

Evidentemente, la mayor preocupación es que a mayor tiempo de implantación, mayor posibilidad de rotura. Mi consejo como profesional es que si hay posibilidades económicas para sustituirlas, se llegue a un acuerdo y se extraigan.

¿Cree que España ha estado a la cola a la hora de resolver este problema?

A nivel de investigación no, porque el estudio se ha hecho de forma conjunta con Europa. Lo que España sí ha dado un poco de lado al tema económico, no se sabe si porque zapatero no vio venir la crisis o porque ahora el PP no es muy buen gestor. El Ministerio de Sanidad tendría que haber tenido la gallardía y dignidad de decir que se han vendido, como buenos, productos que al final han resultado ser defectuosos. Tendrían que haber admitido que no se han hecho los controles necesarios.

¿Cuál ha sido la respuesta de los cirujanos que se han visto afectados?

Ellos han hecho lo posible, lo que ha estado en sus manos. Les digo a las afectadas que tengan la esperanza de que en no mucho tiempo este problema se va a resolver, no sólo a nivel de cirugía y prevención, sino también a nivel económico, porque creo que Europa va a dar un paso significativo, un puñetazo en la mesa y va a decir cómo se resolverá el problema para aquellas personas que aún no han podido intervenirse.

Consigue tu presupuesto con un solo click
¡Te informamos totalmente gratis!