Experiencia
21 abr 2015
Es lo mejor, puedo ir a la playa o piscina sin problemas, ¡y me da igual que llueva! Ya estaba cansada de las gafas, sobre todo cuando llovía o tenía que ir a la playa o a la piscina. Fue lo mejor que he hecho en la vida. Antes de hacérmelo tenía las dudas de siempre, si saldrá bien, si habrá algún fallo. Mi mayor miedo...