Siempre fui una persona con sobrepeso desde que tenía 14 años, hice un montón de dietas tratamientos y de todo, la verdad es que bajaba bien de peso al principio pero al poco tiempo volvía a recuperarlo y así toda mi vida. Fui al endocrino para que me diera una solución y me comentó la posibilidad de realizarme esta operación y que era la medida que él veía más duradera ya que estaba ya con problemas de diabetes, hipertensión y colesterol y me decía que era muy joven para estar ya así. Se lo comenté a mis padres y empezamos a visitar cirujanos para que nos dieran su opinión. La verdad es que en Valladolid no hubo muchos sitios donde mirar pero finalmente dimos con unos cirujanos que venía de Madrid y que pasaba consulta en clínicas Massana que nos gustó mucho. Me recomendó una técnica que no había oído nunca que se llama Scopinaro para que pudiera hacer después una vida normal a nivel de alimentación ya que era lo que más me echaba para atrás de operarme. Al final me decidí y creo que es la mejor decisión que he tomado en mi vida, empecé con 120Kg y después de 1 año operada ya estoy en 75Kg y sigo bajando no tengo sensación de hambre en ningún momento ni ansiedad. Me ha estado todo este año viendo una nutricionista y controlando junto a una psicóloga que me incluían con el precio de la cirugía, que por cierto era en la única clínica que me lo incluían, y ahora estoy yo solita pero muy bien. Lo único que me tengo que vigilar de vez en cuando el tema de las vitaminas ero por lo demás, vida normal.

3 comentarios