Transgénero: de mujer a hombre

 · 
Transgénero: de mujer a hombre

A veces se nace hombre en un cuerpo de mujer y la identidad de esa persona no corresponde. En este caso se habla de transexual masculino o de mujer a hombre (FtN) cuando una persona biológicamente femenina se siente hombre.

Existen muchas definiciones y muchos prejuicios o ideas erróneas con este tema. Lo importante es que hay que recordar que para comprender la diversidad del ser humano debemos considerar tres elementos distintos, aunque a menudo muy confusos:

  • Los atributos sexuales
  • La identidad, lo que una persona es, con independencia de sus atributos sexuales
  • La sexualidad, que no depende del género ni del cuerpo

La voz, el vello y la ropa se consideran «expresiones de género» que no indican la identidad de una persona, es decir, que independientemente de un género u otro, pueden influir en el modo en el que se expresa uno mismo, pero no indican la identidad de la persona. En otras palabras: vestirse de hombre no significa ser un hombre.

Todos tenemos entre un 10 y un 40 % de marcadores del sexo contrario, pero las características masculinas y femeninas que prevalecen en cada uno de nosotros no define necesariamente nuestra identidad.

El género puede coincidir perfectamente con la sexualidad y la identidad, aunque en algunos casos no es así, ya que la identidad no se correspondo al género asignado con el nacimiento.

Muchos deciden «transitar» al sexo opuesto, en este caso, hacia el sexo masculino, iniciando un largo y delicado proceso burocrático y médico. Vamos a explicar cuáles son los pasos desde el punto de vista de la cirugía y medicina estéticas.

El primer paso consiste en acudir a un psicólogo para el diagnóstico de la «disforia de género»; de este modo, se obtiene el visto bueno para iniciar el tratamiento hormonal. Será un endocrino el que establezca la terapia de remplazo hormonal a base de inyecciones de testosterona para la «transición» de mujer a hombre (F-to-M).

Una vez iniciado el tratamiento hormonal con el que se modifican los caracteres sexuales secundarios como la barba, la distribución del pelo, la dimensión del clítoris, el timbre de la voz y la musculatura, se puede conseguir realizar una operación quirúrgica de mujer a hombre (FtM), que incluye distintas intervenciones, a discreción del paciente. Veamos cuáles son:

Histerectomía

La primera fase del proceso de cirugía de mujer a hombre (FtM) incluye la histerectomía, es decir, la extirpación del útero. Asimismo, puede combinarse con la salpingo-ooforectomía bilateral, que retira las trompas de Falopio y los ovarios.

Mastectomía

A pesar de que la terapia hormonal habrá reducido el volumen mamario, no es suficiente para conferir al pecho un aspecto masculino. Se recurre entonces a la mastectomía, una intervención quirúrgica que consiste en la extirpación de las mamas. Las técnicas para llevarla a cabo son diversas y varían según sean las dimensiones de los senos de la paciente. Generalmente se efectúa una incisión periareolar, esto es, alrededor de la areola; sin embargo, en aquellos casos en los que los senos son voluminosos, la incisión se practica en la base de las mamas.

Faloplastia

A través de esta intervención se constituye un órgano similar a un pene, de forma cilíndrica. Normalmente se utilizan tejidos procedentes de partes del cuerpo tales como el antebrazo, pero también pueden usarse tejidos de los muslos y el abdomen. Actualmente, esta operación representa un proceso muy complejo y difícil en el ámbito de la cirugía genital reconstructiva.

Metaidoioplastia

Mucho más fácil y utilizada es la intervención de metaidoioplastia, que permite maximizar los efectos de hipertrofia del clítoris gracias a la testosterona. La principal ventaja de esta técnica es que es una operación mínimamente invasiva respecto a la faloplastia y además se trata de una intervención reversible.

Escrotoplastia

Además de poder coincidir con la metaidoioplastia, una escrotoplastia consiste en la implantación de dos prótesis testiculares en el interior de sendas cavidades formadas en los labios mayores.

El proceso que se afronta en todos estos casos es complejo y fatigoso, pero no debemos olvidarnos también del aspecto psicológico y de la importancia de dar apoyo a una persona que se compromete para poder vivir su propia vida con tranquilidad.

comentario (1)

loreto002

· Sevilla (Ciudad)

Sobre el cambio de sexo hay un tema abierto en el foro por si quereis participar http://www.multiestetica.com/foro/pregunta-sobre-cambio-de-sexo-11048
Responder
Consulta al doctor