Manga gástrica: ¿cómo sé si es para mí?

 · 
Manga gástrica: ¿cómo sé si es para mí?

El tratamiento de la manga gástrica es el más utilizado en las operaciones de reducción de peso. Esta técnica consiste en la retirada de una parte del estómago, con lo que se consigue reducir la sensación de hambre gracias a que el paciente se siente saciado con menos comida. La principal ventaja que aporta este método es que es una técnica poco agresiva que ofrece unos grandes resultados sin apenas molestias y con postoperatorio llevadero para el paciente.

¿Pero cómo sabes si la manga gástrica es para ti? Si estás pensado en una reducción de peso te conviene leer estos consejos, pues no todos los tratamientos sirven para todas las personas.

¿Qué pacientes pueden realizarse un tratamiento de manga gástrica?

En primer lugar cabe destacar que la manga gástrica es un tratamiento irreversible y, por ello, solo se aconseja realizarlo si, tras haber probado con ejercicio, dietas y medicación, el paciente no ha conseguido reducir sus problemas de peso.

La manga gástrica es un tratamiento recomendado para pacientes que tienen una obesidad moderada, es decir, una obesidad que va desde el 35 al 40 de Índice de Masa Corporal (IMC). Para pacientes con obesidad mórbida, el tratamiento con manga gástrica puede ser un paso previo al del ByPass gástrico.

Por otro lado, es importante incidir en que para asumir el tratamiento de manga gástrica el cliente debe ser responsable, pues requiere una serie de hábitos y dietas antes de la operación, y supone un gran cambio en las rutinas de alimentación una vez realizada la cirugía.

Quién no puede realizarse una operación de manga gástrica

El tratamiento de reducción de peso mediante manga gástrica está totalmente contraindicado para mujeres en período de gestación y para todas aquellas mujeres que hayan sido madres y aún sigan amamantando a sus bebés. Igualmente, los clientes con problemas cardiovasculares, con problemas alimenticios o con trastornos psicológicos también estarían excluidos del tratamiento con manga gástrica.

El principal motivo de excluir a personas con trastornos psicológicos es que el posoperatorio requiere un alto grado de compromiso, y no todas las personas están preparadas mentalmente para asumirlo. Asimismo, el paciente tendrá que adaptarse a nuevos hábitos alimenticios después de la operación.

En los casos de un paciente con problemas alimenticios el posible tratamiento se estudiaría con un psicólogo que será quien, finalmente, aconseje realizar o no la intervención de reducción de peso mediante manga gástrica.

Comentarios (0)

Consulta al doctor